TIM__20191111112613
Vapezonia-marzo-vaportunidades

Campaña Change.org – Regulación del cigarrillo electrónico proporcional a los escasos riesgos que supone el vapeo.Protección frente a la desinformación alarmista promovida por lobbies antivapeo.

vaportunidades

Como veis,esta semana la hemos acabado con un poco de activismo en favor del vapeo gracias a la excelente labor que están llevando a cabo el equipo de M.O.V.E.

En esta ocasión os animo a que veáis la propuesta abierta y expuesta en el portal Change.org para entender exactamente qué es lo que está pasando a nivel legal en la industria del cigarrillo electrónico en España.

El Equipo de M.O.V.E. empieza una campaña de recogidas de firmas para poder presentar una petición formal y fuerte ante el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del gobierno Español.

La explicación que han aportado es bastante clara y si os resulta lo suficientemente convincente os animo a apoyar la campaña con un voto simbólico que definitivamente habrá ayudado mucho a la labor desesperada de M.O.V.E. por salvar el vapeo.

Antes de entrar en el enlace de la campaña, me gustaría compartir un fragmento en donde se ve claro lo que está ocurriendo en el sector de los cigarros electrónicos en España.

El asombro que esto nos produce a algunos médicos y usuarios del vapeo es similar al que nos produciría saber que van a prohibir los preservativos, o los cinturones de seguridad, porque una serie de médicos (financiados por empresas que facilitan interrupciones del embarazo, o por empresas de ambulancias privadas que atienden a accidentados) anuncian masivamente a la prensa que encuentran que los preservativos tienen látex, y que los airbags podrían liberar sustancias que a lo mejor dentro de unos años dan cáncer, o quizá no… pero “por el bien de la salud” recomiendan prohibir ambas cosas…

¿Inexplicable? No, si se conoce la trama…

Podéis ir directamente a la campaña de firmas en apoyo al vapeo en este enlace.

A continuación os copio parte de las explicaciones del por qué es tan necesaria esta campaña.

—-

¿HAN CONDENADO A MUERTE A LOS CONSUMIDORES DE NICOTINA? 

EL DRAMA

Tenemos que recordar algo que ya sabemos, pero cuya magnitud a veces no nos conmueve lo suficiente: el tabaco es actualmente la principal causa de muerte evitable en el mundo, y además es una muerte lenta y dolorosa precedida de años de cáncer o de enfermedad pulmonar obstructiva crónica con insuficiencia respiratoria en muchos casos. 120 millones de personas precozmente fallecidas o gravemente enfermas cada año. Es una hecatombe sanitaria mundial. El equivalente a matar o herir gravemente a la población completa de Canadá, Marruecos, Polonia y Australia CADA AÑO.

Pues bien, tengo una mala noticia: los datos dicen que con los cambios de legislación y los tratamientos disponibles, el tabaco no va a desaparecer en las próximas décadas.

EL DESAFÍO

Y sin embargo hace unos años surge un invento sencillo llamado cigarrillo electrónico. Parece perfecto: aporta la nicotina que reclama el fumador, pero lo hace sin combustión, vaporizando dos sustancias ampliamente conocidas para el consumo humano desde hace décadas, como el propilenglicol y la glicerina, presentes en alimentos, bebidas y hasta en medicamentos inhalados, y que se metabolizan en minutos de manera natural.
No es sólo “bastante más seguro” que el tabaco. Es insultantemente seguro.  Es incluso más seguro que los fármacos que con “seguridad” indican los “tabacólogos”.

LA TRAGEDIA

Ahora bien: para que un proceso se produzca, alguien tiene que producirlo, y en este caso el cigarrillo electrónico corre serio peligro de desaparecer.

El asombro que esto nos produce a algunos médicos y usuarios del vapeo es similar al que nos produciría saber que van a prohibir los preservativos, o los cinturones de seguridad, porque una serie de médicos (financiados por empresas que facilitan interrupciones del embarazo, o por empresas de ambulancias privadas que atienden a accidentados) anuncian masivamente a la prensa que encuentran que los preservativos tienen látex, y que los airbags podrían liberar sustancias que a lo mejor dentro de unos años dan cáncer, o quizá no… pero “por el bien de la salud” recomiendan prohibir ambas cosas…

¿Inexplicable? No, si se conoce la trama…
Hay dos villanos:

1. Las tabacaleras: han hecho su análisis y han visto que no tienen la agilidad necesaria, ni la experiencia, para diseñar continuamente aparatos cada vez más novedosos, que sí tienen los pequeños productores. Hasta ahora contaban con la tranquilidad de que su mortal producto no podía ser eficazmente prohibido, pero ahora ven que podría ser MASIVAMENTE ABANDONADO.

2. Algunas grandes empresas farmacéuticas: han hecho su análisis y han visto que ni la glicerina, ni el propilenglicol, ni la nicotina son patentables, y los aparatos son tan sencillos que cualquier fabricante puede hacerlos. Van a perder millones de euros en tratamientos ya de por sí poco eficaces para el tabaquismo.
Estrategia: utilizan las asociaciones a las que ellos mismos patrocinan (como la de unidades de tabacólogos, asociaciones de neumólogos, etc…) e inspiran también una serie de argumentos repetidos por dichas sociedades con el fin de centrar la atención en un 1% de riesgo hipotético y desviar la atención sobre el 99% de beneficio neto para la salud con el uso de estos productos en sustitución del tabaco. Y para ello, buscan entre los millones de vapeadores UN SOLO CASO de daño provocado por vapear. Y como no lo encuentran… convocan una rueda de prensa, y anuncian un caso ERRÓNEAMENTE DIAGNOSTICADO. Pero ya tienen su “titular”: la neumonía lipoidea de Galicia. Y ya tienen el efecto psicológico en la mente colectiva: “ah, vaya, o sea que estos cacharros también hacen daño…”.

 

Hay dos cómplices:

Los gobiernos y los medios de comunicación: utilizados por los anteriores lobbies para restringir el desarrollo de los cigarrillos electrónicos, y disuadir  a la población de su uso con titulares alarmistas.

 

Y hay dos víctimas:

1. Los profesionales de los cigarrillos electrónicos: ya ha cerrado el 95 por ciento de las tiendas de cigarrillo electrónico en España, y sin llegar a tanto, el auge del vapeo corre peligro en todo el mundo.

2. Los millones de ciudadanos del mundo: Por el interés de unos pocos, se está privando a la población general de una oportunidad de evitación de daño para su salud equiparable al descubrimiento de los antibióticos en 1928…

 

LA OPORTUNIDAD…

Pero vivimos en la era de Internet. Las redes sociales pueden ser la herramienta que permita coordinar en sintonía un discurso elaborado y apoyado por los millones de ciudadanos inteligentes que se comunican a través de dichas redes sociales.

Los lobbies son poderosos, PERO NOSOTROS SOMOS MÁS.

Ni tu gobierno, ni las Tabacaleras, ni los profesionales sanitarios, ni los grandes laboratorios van a querer salvar el vapeo. Y los emprendedores del vapeo no tienen fuerzas.

Ahora ha llegado el momento decisivo, y tú, lector, tienes que moverte.

Y te vamos a decir cómo

1. Como ciudadano al que no le gusta que le engañen con su salud: piensa que estamos ante uno de los mayores escándalos sanitarios de la historia. Esto merece una sanción social (de momento, y en el futuro quizá también judicial) PROPORCIONAL AL GIGANTESCO DAÑO PRODUCIDO.

a) Para empezar, difunde este mensaje como puedas (correo electrónico, Facebook, Twitter, boca a boca… da lo mismo). Tú difundelo. COMBATE LA DESINFORMACIÓN CON INFORMACIÓN.

b) Contrasta las fuentes de lo que aquí afirmamos si es que tienes alguna duda sobre algo de lo que has leído antes de esto.

c) No vuelvas a dar confianza  plena a lo que asociaciones de médicos financiados por laboratorios, o la OMS, o grandes grupos de comunicación te digan sobre TU SALUD. Como ves, en ocasiones son capaces de mentir, y no les ha importado los millones de vidas que se pierden por ello mientras su cuenta de beneficios engorde. Contrasta por otras fuentes la información que recibas de su parte.

2. Si eres un profesional sanitario, únete al movimiento internacional MOVE, https://sciencecig.wordpress.com/move/  (Medical Organizations supporting Vape and Electronic cigarettes), y si has recibido formación sobre los cigarrillos electrónicos patrocinada por algún laboratorio y esa información iba en dirección contraria a la salud general, denúncialo.

3. Si eres emprendedor del vapeo: ten confianza. Empezaste camino en la comercialización de un producto que tenía futuro. Has recibido el impacto de empresas más fuertes que la tuya. Pero te levantarás, porque te asiste la razón.

4. Si eres periodista: protege a tus lectores, y reflexiona sobre las dañinas consecuencias de titulares alarmistas o de silencios informativos. Y si te animas, sería una interesante investigación la de quién ha estado detrás de la desinformación ante el vapeo.

5. Si eres político, o tienes acceso a los organismos de regulación pública, reflexiona sobre el sentido último de esa regulación: proteger a los ciudadanos, no las cuentas privadas de unos pocos. La regulación ha de ser proporcional a los escasos riesgos que supone el vapeo, y facilitadora del deseable cambio global, en ese 30% de fumadores que van a seguir haciéndolo, del consumo de tabaco por el consumo de nicotina sin combustión.

6. Y si eres fumador… DEJA EL TABACO YA. Cualquier método que te sirva será preferible a seguir fumando: motivación a secas, libros de autoayuda, promesas, pastillas que te alivien la abstinencia, parches, chicles… Pero si quieres seguir inhalando nicotina sin los problemas de salud derivados del humo, vapea tranquilo, y ayuda con tu ejemplo a ese 90% de fumadores, que no puede o no quiere dejar la nicotina, a no seguir destruyendo su salud por ello.

Puedes ver el documento completo, y contrastar sus fuentes en

http://www.e-volutas.com/2014/02/move-hoy-es-el-dia.html

y una buena explicación en inglés en http://online.pubhtml5.com/iqrs/ofon/

—-

Podéis visitar la campaña y firmar siguiendo el enlace de la siguiente imagen.

vaportunidades

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.